Elimina el reflujo ácido y la acidez naturalmente con esta receta casera

Un problema de salud muy común es el reflujo ácido, el cual posee la principal característica de producir ardor estomacal, una sensación de ardor en la parte trasera del esternón que  en la mayoría de los casos llega hasta la garganta, en ocasiones incluso el dolor provocado por este puede ser tan fuerte que es capaz de confundirse con un ataque al corazón.

Muchas personas han considerado que este problema es provocado por las excesivas cantidades de ácido en el estómago, por lo tanto se recomiendan medicamentos que puedan bloquear la acidez.

Sin embargo, según investigaciones se han encontrado que en muchos casos esto es un concepto equivocado, debido a que este problema generalmente ocurre por la carencia de ácido en el estómago.

Y en caso de que no lo supieras, los inhibidores de la bomba de protones suele empeorar este padecimiento y este es el motivo por el cual muchas veces quizás puedas sentirte que al consumir medicamentos la sensación empeore. Las investigaciones encontraron que este síntoma se relaciona por lo general con la hernia de hiato o infección provocada por la bacteria Helicobacter pylori.

Te puede interesar: ¡El secreto de la belleza! Mascarilla japonesa rejuvenecedora y antiarrugas

Para controlar este problema sin la necesidad de consumir medicamentos, existen remedios naturales que de acuerdo con las investigaciones, han proporcionados resultados positivos en el tratamiento de dicho padecimiento. Por lo tanto, ahora te mostraremos algunos remedios para que puedas combatir el reflujo ácido y la acidez.

Utiliza bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodioEl bicarbonato es uno de los componentes más comunes cuando se trata de remedios naturales, en este caso  sus propiedades son capaces de neutralizar los ácidos que se encuentran en el estómago, en especial cuando hay una sensación de quemadura provocada por reflujo ácido.

Para tratar este padecimiento solo necesitas diluir una cucharadita de bicarbonato en un vaso de agua y tomar inmediatamente.  Consumirlo constantemente no es recomendado, pero puede realizarse esta actividad en caso de tener un dolor insoportable.

Zumo de aloe vera o sábila

aloe vera o sabilaEl jugo de esta maravillosa planta posee propiedades capaces de disminuir la inflamación estomacal, lo cual contribuye notoriamente a la disminución de los síntomas provocados por el reflujo ácido. Se recomienda tomar media taza de este jugo antes de las comidas. Recordando que, este jugo posee efectos laxantes, por lo tanto su consumo no puede ser excesivo.

La betaína

Otra opción excelente para tratar dicho problema, es consumir el suplemento clorhídrico que posee la betanía, este puede conseguirse en tiendas naturistas y sin la necesidad de prescripción médica. Puede consumirse la cantidad necesaria para aliviar el ardor y posteriormente se va consumiendo su consumo hasta una sola cápsula. Consumirla con frecuencia ayuda a la digestión de los alimentos y al mismo tiempo a eliminar la bacteria H. pylori.

Estaba cansada de las manchas, pecas y verrugas en mi rostro, utilice este remedio ¡Como Nada lo había logrado antes!

Con vinagre de manzana

Vinagre-de-nanana-01Como decíamos anteriormente, el reflujo ácido puede provocarse por motivos de carencia de ácido en el estómago. Si se busca mejorar esta condición, se recomienda consumir una cucharada de vinagre de manzana en su estado crudo, es decir, sin filtrar diluida en un vaso con agua. Esto servirá para equilibrar el contenido de ácido en el estómago.

La raíz del jengibre

JengibreEsta especia es una poderosa raíz compuesta por propiedades gastroprotectoras capaces de bloquear completamente el ácido y eliminar la bacteria “H.pylori “. De acuerdo con una investigación realizada en el año 2007, esta planta  también supera al lansoprazol en cuanto a la prevención de las úlceras, siendo de esta manera hasta 8 veces más potente que el mencionado medicamento. Para obtener sus propiedades, lo recomendable es preparar una infusión de jengibre agregando de 2 a 3 rodajas del mismo en 2 tazas de agua caliente. Debe dejarse en reposo y consumirse recomendablemente 20 minutos antes de las comidas.

Té puede interesar: Cumple el reto de los 12 días y reafirma tus glúteos ¡Realmente funciona!

Glutamina

Una investigación realizada en el 2009 confirmó que el daño provocado por la bacteria H. pylori puede tratarse con el aminoácido glutamina, el cual puede encontrarse en carnes como pescado, res, pollo,  huevo, frutas, lácteos y vegetales. Además puede ser adquirido como suplemento.

Consume vitamina D

Este grupo vitamínico es de vital importancia para tratar esta infección. Al obtener los niveles de vitamina D necesarios, se optimizará su producción de al menos 200 péptidos antimicrobianos capaces de eliminar cualquier infección que no deba encontrarse allí. Para elevar los niveles de vitamina D, se recomienda una exposición apropiada al sol, o el uso de cámaras de bronceo. Al mismo tiempo, puede adquirirse un suplemento de esta vitamina oral, pero no olvides que al mismo tiempo debe aumentarse el consumo de vitamina K2.

Otros consejos para tratar este problema

  • Si buscas combatir la digestión ácida y la acidez, es de vital importancia restaurar el funcionamiento natural y equilibrio gástrico. Para lograrlo solo necesitas consumir vegetales y alimentos de calidad, en especial orgánicos.
  • Consume con regularidad alimentos fermentados para obtener suficientes bacterias beneficiosas. Esto sirve para equilibrar la flora intestinal, lo que ayudará significativamente en la batalla contra la bacteria H. pilory.
COMPARTIR EN: