Estos son los motivos por los cuales no debes aguantar la orina si tienes deseos de ir al baño

Todas las personas en el mundo en algún momento se han aguantado las ganas de orinar. Muchos con más frecuencia que otros por debidas circunstancias, pero lo hemos hecho. Estas circunstancias son comunes.

Ya que no siempre estamos cerca de un baño que nos permita acceder a orinar fácilmente, sin embargo, es una acción que no debería hacerse con mucha frecuencia. Aguantarse las ganas de orinar conlleva muchas consecuencias negativas, no solo para el sistema endocrino, sino para el cuerpo en general.

En este artículo te mostraremos lo que sucede en tu cuerpo cuando te aguantas las ganas de orinar con mucha frecuencias. La más común de las enfermedades es la infección urinaria, que en este caso se deriva de una infección bacteriana por contener el orine por mucho tiempo, infectando el tracto urinario.

Otro de los problemas comunes es la formación de cálculos renales. Esta enfermedad se ha vuelto bastante común en este tiempo, si sufres de cálculos renales (formación de piedras o arenilla en los riñones que impiden el flujo urinario normal), aguantar las ganas de orinar no hará más que empeorar tu condición, ya que si no orinas, estos cálculos no serán expulsados y el problema causará una cirugía.

Te puede interesar: Haz estado cocinando el arroz mal todo este tiempo ¡Esto fue lo que no te enseñaron!

Otros problemas causados por aguantar las ganas de orinar

Aguantar-la-orina-Socialhy

Además de la infección y los cálculos, también existen otros problemas causados por la falta de ir a orinar a tiempo. Uno de ellos es la cistitis que consiste en la inflamación de las paredes de la vejiga, esto causa dolor pélvico y dolor al orinar. La vejiga tiene una capacidad limitada, si no orinamos cuando esta indique que tenemos la necesidad de hacerlo porque se encuentra llena, lo que causará es que esta se ensanche y pierda parte de su funcionalidad.

Te puede interesar: Mi vecina tomaba esto a diario ¿El resultado? Adiós a la anemia, acné, celulitis y la diabetes

Aguantar las ganas hace que la orina permanezca más tiempo dentro del cuerpo, lo que puede causar fiebre, dolor de estómago, escalofrío y más. Además de todo lo mencionado, también puede causar hinchazón en el vientre por el crecimiento irregular de la vejiga. Así que a partir de ahora, no trates de aguantar mucho las ganas de orinar.

Las mujeres viven más que los hombres ¿Sabes por qué?

COMPARTIR EN: